Experiencias inolvidables al estudiar en el extranjero

Publicado por Equipo de British Council on 12/02/2019 05:39:06 PM

Cuando un profesional completa algún tipo de estudio en el extranjero, suele ser más valorado por empleadores y especialistas en recursos humanos. Esto se debe a que haber vivido en otro país demuestra una serie de capacidades y valores que no muchos poseen. En sí, podemos decir que demuestra valor, coraje, resiliencia, independencia y un gusto por la aventura que en cualquier ámbito laboral puede ser muy valioso.

Estudiar en el extranjero no es solo un momento de la vida donde se demuestra de qué está hecha la persona. También, es una experiencia única e inolvidable donde se podrán crear grandes recuerdos, amistades para toda la vida y aprendizajes que marcarán un antes y después.

A continuación, detallamos algunas experiencias que demuestran por qué estudiar en el extranjero vale la pena.

1. Se crean lazos para toda la vida 

Uno de los principales miedos al enfrentar la idea de pasar un tiempo fuera del país es el de estar solo. Claro, en casa tenemos familia y amigos que nos acompañan en las buenas y en las malas y la idea de encarar una experiencia tan nueva sin ese soporte puede hacer temblar a más de uno. Sin embargo, la realidad es muy distinta.

Muchos jóvenes que deciden estudiar en el exterior se encuentran en sus universidades con personas que están en la misma situación: estudiantes de intercambio o extranjeros que también decidieron aventurarse. Actualmente, es más fácil conocer gente a través de grupos de Facebook y aplicaciones similares. De cualquier forma, ser nuevo en una ciudad ajena a lo que uno está acostumbrado obliga a abrirse, socializar y conocer gente. 

Es así como se forman fuertes vínculos, en donde esos amigos nuevos se convierten en familia. De hecho, se comparten fechas importantes, como Navidad, Año Nuevo o un cumpleaños, así como frustraciones y logros. Cuando es momento de regresar a casa, estas relaciones se transforman, pero nunca se rompen.

2. El inglés se convierte en una herramienta fundamental 

En el aula, con amigos de otros países o en la calle, dominar el inglés será uno de los beneficios de estudiar en el extranjero. Ahora, hay que prepararse incluso antes de subir al avión. Hacer unos cursos previos al viaje será fundamental para tener una base que impulse la llegada. 

Al empezar a estudiar será fundamental poner mucha voluntad propia para practicar. Nada de recurrir a la lengua materna, la creatividad y el ingenio siempre ayudan cuando no se conoce una palabra. Además, la gente suele valorar mucho cuando un extranjero le pone esfuerzo a aprender su idioma. 

Por otro lado, hablar inglés permitirá a cualquier estudiante conocer a más gente, entender mejor la cultura, postular a mejores trabajos y acceder a más material de lectura en la universidad. El lenguaje es parte fundamental de la identidad de un país, así que dominarlo es una forma de descubrir la esencia del lugar que se visita.

3. Estudiar en el extranjero es como estar en un viaje constante

Moverse en un ambiente nuevo todos los días hace sentir a los que estudian afuera como si estuvieran siempre de vacaciones. De lunes a domingo existe la posibilidad de probar comidas exóticas, descubrir rincones desconocidos de la ciudad, hablar inglés, conocer gente de otros países y adquirir conocimientos nuevos en el aula. Si eso no es viajar, ¿qué es?

Por otro lado, durante las vacaciones de la universidad se podrán hacer paseos a lugares nuevos. Un día de playa, un fin de semana de campamento o una semana en un país vecino no solo serán experiencias inolvidables, sino también merecidos descansos entre tanto estudio.

La realidad es que estudiar en el extranjero es una experiencia que se trata de adquirir conocimientos, pero estos no se encuentran solo en el aula. Explorar, aventurarse y descubrir el lugar que se visita es igual de importante que sacarse buenas calificaciones en los exámenes.

4. Descubrir nuevos intereses

Al estudiar en el extranjero, la gente se expone a nuevas experiencias. ¿Un tour por la mítica Londres? ¿Conocer stonehenge? ¿Un curso de stand-up comedy en Nueva York? ¿Jugar al hockey sobre hielo en Canadá? ¿Surf en Sídney? ¡Por qué no!

Estas aventuras no solo son ideales para ocupar el tiempo libre, hacer ejercicio y aprender nuevas habilidades, sino que también sirven para integrarse con los locales y conocerse mejor a uno mismo. Además, es otra forma de entender a las personas que viven en el país, su cultura y sus tradiciones. Es otro tipo de inmersión que traerá beneficios de todo tipo a la vida del estudiante.

Por ello, estudiar en el extranjero nos abre un sinfín de puertas a nuevas experiencias y aventuras que solo podremos experimentar si salimos de nuestra zona de confort y decidimos emprender el camino hacia algo desconocido y sin precedentes.

Etiquetas: Estudiantes, Clases de inglés, Jóvenes, Estudia en otro país

Reserva una asesoría
Reserva una asesoría para conocer tu nivel (+18)
Curso de inglés ideal
Cómo elegir el curso de inglés ideal para ti
Nueva llamada a la acción
Reserva una asesoría, clase muestra o sesión en After School Club para niños.
Nueva llamada a la acción
Descarga este Ebook con tips para aprender otro idioma